201502.10
0
0

La encomiable protección del patrimonio histórico y el dinero público

Tanto los ayuntamientos como los concejos son los garantes de la protección, recuperación y mejora de sus bienes históricos, año tras año observo como destinan esfuerzo y recursos en esta encomiable gestion, de la que luego los vecinos y turistas disfrutan.

Las obras de reparación de la bóveda de la iglesia parroquial de Nuestra Señora de los Abades de Milagro, estropeada por las filtraciones de agua de la cubierta, ya han finalizado.

Los trabajos, que concluyeron para poder llevar a cabo en el templo las celebraciones del patrón San Blas, consistieron en el arreglo de las grietas que se iban agrandando con el paso del tiempo debido a las filtraciones de goteras y formaban grandes zonas con humedades.

Según la prensa Navarra los trabajos han sido realizados por la empresa Marcilla Obras y Servicios Bolac S.L.U. y han supuesto un gasto de 12.000 euros, lo cual es cantidad sujeta a procedimiento, es decir que suponemos que si el gasto provino de fondos o subvenciones públicas, en más de un 50%, se habrá realizado por el correspondiente procedimiento contractual.

El párroco local se mostró satisfecho de cómo se han llevado a cabo estas labores, manifestando conocer a la empresa desde hace años ya que es especializada en estos trabajos de arreglos y restauraciones de edificios religiosos, manifestando su satisfacción con el resultado de las obras.

Asimismo, explicó que “aprovechando que la grúa se encontraba dentro del templo se ha utilizado para limpiar los retablos y pintar todo el interior en los dos tonos similares a los que había”, lo cual suponemos se ha realizado con un contrato accesorio.

El párroco aseguró que “con este arreglo considera que la iglesia queda restaurada y adecentada para unos cuántos años”, ya que cabe recordar que durante éstos cuatro últimos años también se acometió el cambio de todo el tejado con un coste de unos 130.000 euros y la sustitución de la cúpula de la torre, puesto que la anterior se encontraba muy deteriorada.
Se colocó una nueva estructura metálica de base con una primera capa de maderas sobre las que después se amarraron las chapas de zinc que quedan al exterior. El coste de este cambio de cúpula rozó los 200.000 euros.

342.000 euros es el dinero invertido en los últimos años en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de los Abades. A los 12.000 que destinaron para acabar con las humedades y las grietas de la bóveda hay que añadir los 130.000 que costó el cambio del tejado y los 200.000 que se gastó en sustituir la cúpula de la torre.

Suponemos que si lo contrató el mismo y a la misma empresa, habrán sumado los contratos realizados en estos cuatro años y lo habrán licitado conforme a la ley contractual, ya que en otro caso, consideró que necesitarían de nuestros servicios, ya que tal vez puedan ser demandados.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *